¿Derecha o izquierda? Una firma políticamente correcta.

Si has entrado a leer este post posiblemente te habrás imaginado que trataría sobre partidos políticos.  Quizás has ido más allá y has podido pensar que tendría que ver con la relación entre el espectro político y el lugar donde firmas.

 

Siento defraudarte o no, pero este post va a situarte en los extremos del papel, cosa que no recomiendo, o bien para no aburrirte, vamos a centrarnos lo máximo posible.

 

En grafología, la situación horizontal de la firma respecto al papel es muy importante, tanto que, no es lo mismo ser de izquierdas, que de extrema izquierda, como no es lo mismo estampar tu firma a la derecha que muy a la derecha, casi sobre la mesa, y a veces sobre ella.

 

Como en política, alcanzar el centro a la hora de realizar una firma, aceptando derivaciones un poco a la derecha y a la izquierda, es lo más adecuado, estético y síntoma de control, aceptando el dominio de la razón sobre los sentimientos.

 

Sí doblas el papel por la mitad de arriba a abajo y tu firma habitual está sobre el doblez, estás ante una persona madura y reflexiva, que sabe autocontrolarse pero sometida, quizás en exceso, a la norma, a lo establecido.

 

A medida que te vas separando del centro en la horizontal, si te aproximas a 1/4 del papel hacia la izquierda (margen), tu personalidad se torna más prudente e introvertida. Vas buscando abrigo en el pasado, te encierras en tu timidez y se acrecienta tu falta de iniciativa.

 

Pero mucho ojo con acercarte al borde izquierdo del papel. Te acecha la represión y el exceso de timidez, la huida del mundo y del contacto con los demás, pudiendo ser incluso un señal tendente al suicidio. Si estas aquí, es recomendable ponerse en manos de un especialista.

 

Cambiamos el chip, y nos situamos sobre los 3/4 de la horizontal del papel, entre el centro y el temido margen derecho. Casi casi lo aconsejable para una persona emprendedora, decidida y que confía en sí misma. Estaríamos ante la firma de un ser sociable, sin miedo a lo desconocido. Tus metas serán fácilmente alcanzables por tu seguridad en los propios medios.

 

Si no te fijaste donde acababa el papel y tu firma casi la continuas sobre la mesa, eres una persona apasionada pero irreflexiva hasta el punto de poder perder los papeles de una forma no muy aceptable. Vístete despacio porque tienes mucha prisa y te lanzarás a más de una aventura de una forma improvisada y casi angustiosa.

 

En definitiva, esto es así siempre que sea lo habitual. Si puedes firmar en todo el ancho del papel y decides hacerlo siempre a la derecha o siempre a la izquierda, o bien centrado, así puedes interpretar tu decisión, posiblemente no tenga que ver mucho con tu ideología política o si.

 

Eso si, si cada vez firmas en un lado diferente, no te enfades, pero técnicamente eres un “chaquetero”, algo inmaduro, te adaptas a lo que cada momento te viene bien. Electoralmente podríamos compararlo con los indecisos o bien con los del llamado voto útil (no se a quién votaré pero seguro que será a caballo ganador).

 

Al final cada uno firmará donde su estado de ánimo le anime, derecha o izquierda, pero que sea políticamente correcta.

 

@_JuanAguilar_

Grafopsicologo y Perito Calígrafo

 

 

 

Anuncios