SERIE POESÍA 22 – XXII –

De reflexiones personales, misticismo y romanticismo, Bécquer y los virtuosos, dan paso a gran cantidad de tinta ordenada y sentida…

– XXII –

Has querido ver en mi corazón,
un nido de sabiduría,
y realmente lo hay:
es la virtud.

Si pinchas un poquito,
verás, muy sensibles fibras,
que a tus impulsos reaccionan:
es el amor.

Cuando acerques tu oido,
sentirás un pausado latir,
uniforme y seguro:
es mi bendición.

Si alguna vez no lo sintieres,
no llores, porque no es el final,
solo es el principio,
de la eternidad.


J. Eagle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s